domingo, marzo 30, 2008

UN SUEÑO


He visto pasar al viento que movía tus cabellos
y al verlo he sentido miedo de que todo fuera un sueño,
sueño de amor y locuras, sueño de invierno ya eterno,
pero el sueño es solo eso, un viaje eterno hacia el cielo.

Viaje en que cierras los ojos, y dejas vivir tus sueños,
y en ese viaje que empiezas te olvidas que estás durmiendo,
pues otra vida comienza llena de amor verdadero,
y aunque solo sea en sueños, amas de nuevo en silencio.

Amas de nuevo la vida y empiezas un nuevo sueño,
un sueño donde el pasado es algo que ya es recuerdo,
un sueño donde el futuro te ofrece amores y sueños,
amores para vivir la vida, sueños para luchar por ellos.

Por eso en la tarde oscura, he visto pasar al viento,
le he visto como mecía, lentamente tus cabellos,
como doblaba sus puntas, como alisaba tu pelo,
como dejaba en tu oído esas palabras que siento.

En ellas dice ¡te amo!, y que te quiero no en sueños,
que quiero vivir tu vida y compartir tus desvelos,
pues la vida solo es una, con dolores y misterios,
pero también en la misma hay colores y reflejos.

Colores que llena el alma de amor y cantos eternos,
reflejos que lanza el agua cuando tu rostro en él veo,
por eso sueño contigo, en esta tarde de invierno,
mientras siento que ese viento, deja en tu alma mi sueño.

Rafael Sánchez Ortega ©
23/01/05

2 comentarios:

Blue dijo...

he visto pasar el viento.., y me ha dejado tu susurro...
un poema precioso¡¡¡¡¡¡¡

Abrazos

Blue

Esperando inspiración... dijo...

Que emotivo blog, me gustó.
:D